10 beneficios de la amistad probados científicamente

 In Bienestar

Si tiene amigos, seguramente ya sepa que no hay nada mejor que esa persona que lo acompaña en las buenas y en las malas. Y la ciencia está de acuerdo con usted. Por eso, reunimos una serie de conclusiones a las que llegaron distintos expertos después de estudiar, muy a fondo, los beneficios de la amistad.

  1. Ayudan a reducir el estrés

Si está atravesando algún conflicto, llame a su mejor amigo. Pasar tiempo con su mejor amigo o ponerse en contacto a través de una conversación puede aliviar el estrés y hacerlo sentir mejor. 
Tanto es así que los psicólogos de las organizaciones llevan tiempo estudiando la relación entre la buena relación con los compañeros de trabajo y el estrés crónico. 
Parece ser que las relaciones sanas con los compañeros de trabajo funcionan como un amortiguador frente a este fenómeno, reduciendo sus síntomas y participando en su prevención.

  1. Lo hacen sentir parte de una comunidad

Las amistades proporcionan ese sentimiento de pertenencia a un grupo que aumenta los niveles de motivación, salud y felicidad. Cuando observa sus relaciones se da cuenta de que todo el mundo pasa por momentos difíciles en algún momento. No estar solo resulta reconfortante.

  1. Ayudan a llevar mejor los problemas de salud

Los problemas de salud pueden provocar ansiedad, miedo y preocupación. Sin embargo, quienes los comparten con sus mejores amigos saben que el apoyo social puede tener un efecto positivo cuando se lucha contra una enfermedad. También se ha comprobado que los lazos de amistad reducen el riesgo de contraer enfermedades como la demencia y pueden mitigar los síntomas de la depresión.
Otro estudio que comparó el estado de salud de las personas con relaciones interpersonales sanas y aquellas que se encontraban aisladas, encontró que las primeras gozaban de una mayor salud general: buena presión arterial y menos índice de masa corporal.

  1. Hacen que viva más años

Un estudio concluyó que el apoyo social puede contribuir a la longevidad. Según los autores, probablemente esto se deba a que los amigos influyen de una manera sana en los hábitos diarios. Otro estudio publicado en Annals of Behavioral Medicine concluyó que como en la infancia la socialización tiene un efecto sustitutivo de la comida, hace que comamos menos al estar entretenidos y uno de los resultados positivos es combatir la obesidad porque favorece pautas de alimentación más saludables no relacionadas con el comer emocional.
Además las personas con una vida social activa y con buenas relaciones interpersonales viven más tiempo, aseguró otra investigación. Para el estudio, se examinaron 148 sondeos que pretendían encontrar algún tipo de relación entre las la amistad, las habilidades sociales y la mortalidad. Los sujetos de los diversos estudios sumaban más de 300.000 participantes. Según los resultados, cuantos más fuertes eran los lazos en las relaciones sociales, más años de vida plena. Los investigadores afirman que la relación puede estar en la importancia de la amistad para superar las situaciones estresantes de la vida, y este impacto positivo afectaría significativamente en la salud tanto mental como física.

  1. Favorecen la autoestima

Nadie lo conoce mejor que su mejor amigo, defectos incluidos. Pero, mientras uno tiende a fustigarse por ellos, él le levanta el ánimo A PESAR DE ellos. Ese tipo de apoyo es crucial cuando se trata de expresar compasión y amor hacia uno mismo y hacia los demás.

  1. Mayor equilibrio emocional

Los seres humanos somos seres sociables y, por tanto, necesitamos el contacto con otras personas. La privación de amistad repercute negativamente en nuestro equilibrio mental. Los amigos aumentan nuestra autoestima y nos hacen sentir bien en los malos momentos. Es difícil imaginarse una persona feliz sin tener amigos.

  1. Mejora la salud cardiovascular

Como si del ejercicio físico se tratase, la amistad tiene un efecto positivo sobre nuestro corazón. Esto es lo que concluye una investigación de la Universidad de Duke, en los Estados Unidos. Para llevar a cabo su estudio, los investigadores analizaron a 1000 sujetos con enfermedades cardiovasculares.
Los resultados indicaron que, al cabo de cinco años, la mitad de los participantes que habían fallecido no contaban con un amigo cercano. En cambio, el 85% de los supervivientes tenían una fuerte amistad con alguien.

  1. Alivian el dolor

Los amigos no solamente alivian el dolor emocional cuando estamos tristes y nos escuchan y nos prestan su apoyo más incondicional, sino que pueden ayudarnos también a reducir el dolor físico. Esto es lo que afirma una investigación publicada por la Psychosomatic Medicine, que afirma que la percepción del dolor se ve reducida cuando estamos físicamente junto a una persona que consideramos cercana.

  1. Mejoran la agudeza mental

Los amigos también afectan a nuestro cerebro. Según un estudio, las personas con demencia empeoran cuando no están en contacto con otras personas y se sienten solas. Los sujetos del estudio fueron más de 2000 holandeses con edades superiores a los 65, analizados durante 3 años. 
Tras el análisis de los resultados, los investigadores afirmaron que: “tiene que ver más con la sensación de estar solo que con estar realmente solo”. Por tanto, no es simplemente el contacto con otras personas lo que es productivo en este sentido, sino que un contacto cualitativamente mejor y más cercano mejora el funcionamiento cerebral.

  1. Favorecen la sensación de plenitud y bienestar

Tener un amigo íntimo cerca puede mejorar el estado de ánimo de forma exponencial. Y no solo los amigos de toda la vida tienen este efecto: hacer nuevos amigos también puede mejorar el estado de ánimo al provocar que el cuerpo libere oxitocina, una hormona relacionada con la sensación de bienestar.
En este 20 de julio, además de saludar a sus amigos, deles las gracias. 
Sin dudas son responsables de buena parte de su salud y felicidad.

Recommended Posts