Cáncer bucal: cuidados para evitarlo

 In Salud

Se denomina “cáncer” al crecimiento descontrolado de células anormales en el cuerpo que se dividen demasiado rápido y no mueren de la manera normal. Existen muchos tipos diferentes de cáncer y puede aparecer en casi cualquier órgano o tejido, como el pulmón, el colon, los senos, la piel, los huesos o el tejido nervioso.
En el cáncer oral o bucal la enfermedad compromete los labios o la lengua aunque también puede desarrollarse en el revestimiento de las mejillas, el piso de la boca, las encías (gingiva) o el paladar.
La mayoría de los cánceres orales tienden a diseminarse rápidamente. Los hombres presentan este tipo de cáncer con una frecuencia dos veces mayor que las mujeres. Es más común en hombres mayores de 40 años.

Causas
El tabaquismo y el alcoholismo están asociados con la mayoría de los casos de cáncer oral.
La infección por el virus del papiloma humano (VPH, el mismo virus que causa verrugas genitales) también aumenta el riesgo.
Otros factores que pueden incidir, son:

  • La frotación permanente de las encías a causa, por ejemplo, de dientes ásperos, dentaduras postizas u obturaciones.
  • Tomar medicamentos que debilitan el sistema inmunitario (inmunodepresores).
  • Higiene oral y dental deficientes.

Síntomas

El cáncer oral puede aparecer como una tumoración o úlcera en la boca que puede ser:

  • Una fisura profunda y de borde duro en el tejido.
  • Pálida, roja oscura o descolorida.
  • En la lengua, el labio u otra zona de la boca.
  • Indolora al principio, luego puede producir una sensación de ardor o dolor cuando el tumor está más avanzado.

Otros síntomas que pueden ocurrir incluyen:

  • Problemas para masticar, dificultad para abrir la boca.
  • Úlceras bucales que pueden sangrar.
  • Dolor o dificultad al tragar.
  • Dificultades en el habla.
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello.
  • Pérdida de peso.
  • Entumecimiento y desprendimiento de los dientes.
  • Mal aliento.

Prevención

El cáncer oral se puede prevenir:

  • Evitando el cigarrillo u otro uso del tabaco.
  • Haciendo correcciones de problemas dentales.
  • Limitando o evitando el consumo de alcohol.
  • Visitando al dentista con regularidad y practicando una buena higiene oral.

Además, las vacunas contra el VPH recomendadas para niños y adultos jóvenes reducen el riesgo porque inmunizan contra los subtipos de VPH que tienen más probabilidad de causar cánceres orales. 

 

Recommended Posts