Identikit de las enfermedades del frío

 In Salud

La llegada del invierno, la baja sensación térmica, el uso de calentadores y estufas y los cambios drásticos de temperatura traen consigo la aparición de enfermedades causadas por virus y bacterias, frecuentes acompañantes de las épocas más frías del año. 
Compartimos las más frecuentes para que se mantenga alerta, especialmente durante esta pandemia por coronavirus que puede aumentar su preocupación frente a las primeras señales.

RESFRÍO COMÚN 

  • Origen: Viral (+ de 200 variedades).
  • Características: Se contrae al inhalar aire infectado con gérmenes o al tocarse los ojos o la nariz después de haber tocado superficies contaminadas.
  • Síntomas: Ver recuadro.
  • Grupos de riesgo: Afecta a cualquier persona aunque suele ser más fuerte en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Tratamiento: No existe una vacuna para prevenirlo ni tampoco se prescriben antibióticos. Su alivio es progresivo y sólo se tratan sus síntomas.

GRIPE

  • Origen: Viral.
  • Características: Es más severa que el resfrío, aunque también se contrae por inhalación (el virus ingresa al organismo a través de la nariz o la boca).
  • Síntomas: Ver recuadro.
  • Grupos de riesgo: Afecta a grandes y chicos por igual, aunque es más riesgosa en personas mayores de 65 años o con enfermedades crónicas, como el VIH.
  • Tratamiento: Reposo y se prescriben antitérmicos para combatir la fiebre.
  • Cómo prevenir: Aplicarse la vacuna antigripal a comienzos del otoño. 

MUY IMPORTANTE: ¿Cuál es la diferencia entre COVID-19 y la gripe?
El Ministerio de Salud de la Nación informa que los síntomas de COVID-19 y la gripe son generalmente muy similares. Ambos causan fiebre y síntomas respiratorios, que pueden variar de leves a graves y a veces ser fatales.
Ambos virus también se transmiten de la misma manera, al toser o estornudar, o por contacto con manos, superficies u objetos contaminados con el virus.
Sin embargo, el riesgo de enfermedad grave parece ser mayor para COVID-19 que para gripe. Si bien la mayoría de las personas con COVID-19 tiene síntomas leves, aproximadamente 15% tienen infecciones graves y 5% requieren cuidados intensivos.
Lavarse las manos, cubrirse con un pañuelo descartable o con el pliegue del codo al toser o estornudar y una buena limpieza del hogar son acciones importantes para prevenir ambas infecciones.

Los virus NO responden al uso de antibióticos. Evite tomar medicamentos innecesarios. Su médico determinará el origen de su afección y le indicará el tratamiento más adecuado.

BRONQUITIS

  • Origen: Bacterial o viral.
  • Características: Produce inflamación de las vías respiratorias (bronquios) y puede ser crónica o aguda. 
  • Síntomas: Tos, expectoración mucosa, fiebre, cansancio, dolor en el pecho, sibilancia (silbidos al respirar) y disnea (falta de aire). 
  • Grupos de riesgo: Suele ser más fuerte en bebés, niños, adultos mayores y fumadores.
  • Tratamiento: Si es bacterial se recurre a los antibióticos; sino se prescribe algún fármaco para liberar las vías aéreas y mejorar la respiración. En ambos casos se recetan antitérmicos para disminuir la fiebre.

FARINGITIS

  • Origen: Bacterial. 
  • Características: Al principio presenta los mismos síntomas que un resfrío. Sin embargo, requiere un tratamiento diferente por tratarse de una afección de origen bacteriano. 
  • Síntomas: Dolor de garganta, dolor de cabeza, fiebre, placas en la garganta, amígdalas inflamadas y enrojecidas. 
  • Grupos de riesgo: Afecta a cualquier persona.
  • Tratamiento: Antibióticos para combatir la bacteria que causa los cuadros. 

12 claves para permanecer SANO en invierno

  1. Mantenga una alimentación que cuide las defensas. Para ello, aumentar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, presente en kiwi, frutillas, cítricos, crucíferas (brócoli, coliflor, repollitos de Bruselas), berro, ají, espinaca y acelga; entre otros.
  2. Lave frecuentemente las manos con abundante agua y jabón, incluso después de cubrirse la boca al toser o estornudar. Esta es la primera línea de defensa contra virus y bacterias. Utilice alcohol en gel para higienizarse, especialmente cuando el lavado no es posible.
  3. Cubra boca y nariz al toser o estornudar, en lo posible con pañuelos descartables o con el pliegue del codo. Tire los pañuelos descartables en cuanto los utilice. 
  4. No salude con besos, estreche la mano ni comparta alimentos, vasos o cubiertos, con personas que tengan infecciones respiratorias, como gripe o resfrío.
  5. No se auto medique ni medique a los niños. No utilice jarabes para la tos.
  6. No permanezca en ambientes con humo de tabaco. Evite lugares cerrados o con aglomeraciones, facilitan el contagio. Ventile los ambientes y mantenga la higiene para evitar el contagio de enfermedades infecciosas.
  7. Desinfecte picaportes, tubos de teléfono, teclado y mouse de la computadora, joystick de los juegos electrónicos. Los virus sobreviven hasta 48 horas en superficies impermeables como los plásticos y metales y entre 8 y 12 horas en superficies porosas como la tela de la ropa, sábanas y toallas, por ejemplo.
  8. Tome abundantes líquidos.
  9. No suspenda la alimentación ni la lactancia materna.
  10. Cumpla con el esquema de vacunación indicado por su médico.
  11. Evite mojarse en la lluvia. Si esto sucede, cambie ropa y zapatos en cuanto le sea posible para impedir un enfriamiento.
  12. No salga con el cabello mojado y evite caminar descalzo sobre superficies frías como mosaicos y cerámicos.
Recommended Posts