Salud femenina: cuáles son los estudios más importantes

 In Salud

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer. Especialmente para ellas,  compartimos los cuidados más importantes para preservar su salud y bienestar.

Salud sexual
A partir de la primera relación sexual –o a más tardar a los 21 años de edad- es preciso que, durante la consulta, el ginecólogo le realice:

  • Papanicolaou: Examen que consta de una toma de flujo vaginal a partir del cual se estudian las células superficiales. No es doloroso.
  • Colposcopía: Examen que consiste en mirar con gran aumento el cuello uterino y permite identificar imágenes benignas o no, a partir de lo cual puede ser necesario realizar una biopsia para tener un diagnóstico de certeza. 

Ambas pruebas, junto con el examen pélvico de rutina, permiten detectar cualquier anormalidad que pudiera conducir al cáncer de cuello uterino, enfermedad que es posible prevenir con estos exámenes y que tiene un tratamiento exitoso cuando se detecta en forma precoz.
A partir de este primer examen, la frecuencia en general es de una vez al año, para ambos estudios.
Respecto de la mamografía –estudio que permite la identificación de tumores mamarios en sus fases iniciales-, se suele realizar un examen de base a los 35 años para futuras comparaciones; y después de los 40 años, anualmente.
La ecografía transvaginal -muestra imágenes minuciosas del útero y los ovarios y ayuda a detectar precozmente enfermedades- es otro estudio que también puede formar parte de la rutina, y se realiza según indicación del ginecólogo.

Salud ósea
La densitometría es un estudio que permite analizar la densidad mineral de los huesos para detectar la osteoporosis. 
Este estudio suele ser prescripto especialmente a partir de la menopausia. Su frecuencia debe ser anual, después de los 45 años.

Salud cardiovascular
Los estudios que suelen indicarse son:

  • Electrocardiograma: Registro de la actividad eléctrica del corazón, útil para detectar infartos y arritmias.
  • Ergometría: Actividad (en cinta o en bicicleta) que mide la capacidad de irrigación de las arterias coronarias. 

Su realización debe ser anual, como parte de un chequeo de rutina.
Además, en un análisis de sangre será posible chequear (cada 2 años) su nivel de proteína C-reactiva, un indicador que señala la posibilidad de sufrir ACV (accidente cerebrovascular).

Salud bucal
Está comprobado que la salud dental es uno de los más claros índices de cómo funciona el resto de cuerpo, especialmente el corazón. 
Tanto es así, que se asocian las bacterias de la boca con la enfermedad coronaria y el infarto. 
Cepillarse a diario, usar hilo dental y consultar con frecuencia al odontólogo –cada 6 meses- es fundamental para cuidar sus dientes y lograr que le duren “toda la vida” –al igual que sus órganos-.

Salud respiratoria
La radiografía de tórax es un estudio que suele prescribirse en forma anual para los fumadores. Aunque lo más conveniente es dejar de fumar, este estudio permite detectar enfermedades como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), cáncer pulmonar, enfisema, neumonías y otras afecciones respiratorias relacionadas con el tabaquismo. 
Quizá le recomiende, además, una espirometría: prueba sencilla que permite medir qué tan bien inhalan y exhalan aire los pulmones y con qué eficiencia transfieren oxígeno hacia la sangre.

Salud intestinal
La colonoscopía es un estudio que permite detectar pequeñas lesiones en el intestino (pólipos). Se indica, a partir de los 35 años, en quienes tienen antecedentes familiares de cáncer colorrectal o como parte de un examen más profundo si se presentan síntomas como sangrado, por ejemplo. 
Además, con un análisis anual que busca sangre oculta en la materia fecal, es posible detectar la existencia de lesiones intestinales y tratarlas a tiempo.
A partir de los 50 años, y a pesar de no tener antecedentes de ningún tipo, pasan a ser exámenes de rutina la fibrocolonoscopía (cada 10 años), la sangre oculta en materia fecal (1 vez al año) y el colon por enema (cada 5 años).
Como verá, el bienestar físico se alcanza cuando una persona se encuentra en las mejores condiciones posibles de acuerdo a sus características y posibilidades individuales, es resistente a las enfermedades o puede sobreponerse a ellas.
Mantenerse atenta a las claves que leyó la ayudará a conquistar un estado de salud que le permita disfrutar de una mejor calidad de vida para usted y para quienes la rodean.

Recommended Posts