Primera infancia: Claves de alimentación entre los 6 meses y los 2 años

 In Nutrición

Entre los cuatro y seis meses de vida se inicia la introducción de alimentos semisólidos en la dieta para completar la lactancia. Hasta los 2 años estos alimentos se consideran complementarios, ya que durante este período un gran aporte de nutrientes conviene que siga proviniendo de la leche materna.
La introducción de alimentos semisólidos tiene, en un principio, la finalidad de familiarizar al bebé progresivamente con diferentes texturas y sabores. Por ello es importante incorporar los alimentos de a uno; así podrá apreciarlos por separado y manifestar sus gustos y tolerancias.
El bebé suele tener una tendencia innata a preferir los sabores dulces y rechazar los amargos. También suele mostrar desagrado cada vez que recibe un nuevo alimento. No obstante, gradualmente y ante sucesivas degustaciones, suele aceptarlo. En este proceso de aprendizaje las expresiones de disgusto o preferencia de sus padres ejercerán gran influencia. 
Conviene recurrir a los alimentos sólidos y semisólidos que estén al alcance económico de la familia, siempre que sean de fácil digestión y contengan todos los nutrientes necesarios para su crecimiento. Si bien en el mercado existe una gran oferta de productos comerciales de buena calidad, estos no son imprescindibles para la nutrición saludable del niño.

Recomendaciones alimentarias
-A los 5 o 6 meses: purés de frutas (banana y manzana), luego purés amarillos (zapallo y zanahoria) y después de papa.
-A los 6 o 7 meses: se agregan los cereales cocidos, mezclados con leche o caldo.
-A los 7 meses: se suman hígado y pollo mezclados con vegetales cocidos en forma de puré o sólidos. Puede incluirse queso.
-Después de los 8 meses: se agregan las pastas y se comienza con el huevo y las legumbres bien cocidas, preferentemente en puré.
Los alimentos que no deben faltar, son:
*Lácteos 
*Carnes blancas y rojas magras y huevo
*Hortalizas y frutas, preferentemente una porción cruda al día
*Cereales y legumbres
*Líquidos no calóricos 
Y los que conviene moderar, son:
*El agregado de sal y azúcar
*El consumo de golosinas, dulces y comidas rápidas (hamburguesas, papas fritas, manteca, quesos, mayonesa, entre otros).

¿Por qué los chicos tienen que tomar leche?
La leche (entera, descremada, cultivada, condensada) y sus derivados: los quesos untables, blandos, duros y semiduros, el yogur y la ricota, constituyen uno de los grupos de alimentos más completos y nutritivos, por lo que resulta muy difícil de sustituir.
Aportes y beneficios:

  • Proteínas: indispensables para el crecimiento, mantenimiento y reparación de tejidos y músculos.
  • Vitaminas:
    • A: protege la salud visual; previene infecciones y ayuda a regular el sistema de defensas. Además, promueve el crecimiento saludable de las células de todo el cuerpo. 
    • D: mejora la absorción de fósforo y calcio en el organismo y regula la cantidad de este último en la sangre. Además, ayuda a que estos minerales se depositen en los huesos y dientes, regula el crecimiento de las células y fortalece el sistema de defensas.
    • B1: promueve un buen funcionamiento del sistema nervioso. 
    • B2: ayuda a que los alimentos liberen la energía que contienen promoviendo el funcionamiento normal del organismo.
  • Minerales:
    • Calcio y fósforo: la presencia de ambos favorece el alto poder regenerativo del tejido óseo. Una insuficiencia de calcio puede provocar, a largo plazo, osteoporosis.

Recommended Posts