Desayuno: la comida más importante del día

 In Salud

Durante las horas de descanso nocturno, el organismo consume poca energía. Sin embargo, a la mañana, pasadas 8 a 10 horas desde la última comida, es fundamental tomar un buen desayuno para poner el “motor en marcha” en forma adecuada.
¿Por qué es tan importante? 

  • Porque al desayunar se evitan la sensación de cansancio, el dolor de cabeza y el desgano, señales que el cuerpo emite cuando necesita energía. 
  • Se mejora el rendimiento escolar y laboral.
  • Produce una mayor facilidad para adelgazar.
  • Favorece el mantenimiento de un buen estado nutricional al incorporar los nutrientes que el organismo necesita para funcionar adecuadamente.

En cambio, saltear el desayuno, la primera comida del día, puede llevar a ingerir alimentos grasos durante el período que va de la mañana al mediodía, algo frecuente en los niños que se van de la casa con el estómago vacío y paran en el kiosco a comprar golosinas y/o chocolates, y en los adultos que pican alimentos en el transcurso de la jornada laboral o en sus casas.
Por eso, desayunar todos los días es, sin dudas, una sana costumbre, a cualquier edad.

Insista en que su hijo tome el desayuno antes de salir de su casa, y recuerde que Ud. es el ejemplo más directo de los buenos hábitos. Por eso, siempre que sea posible, desayune en familia.

Ideas para obtener los nutrientes esenciales
Existe un vínculo entre los puntajes de cociente intelectual y la ingesta de hierro. Tal es así, que una mala ingesta de hierro puede reducir el cociente intelectual. Para evitarlo, los alimentos del desayuno brindan una excelente oportunidad para consumir alimentos que contengan este importante mineral.
¿De qué forma? Consumiendo, por ejemplo, cereales fortificados y panes integrales. 
Estos últimos, además, aportan fibra, por lo que dan mayor sensación de saciedad, son bajos en grasas y representan una fuente de energía vital para toda la mañana. 
Lo ideal es acompañar con un vaso de jugo de naranja que brinda vitamina C, necesaria para la absorción del hierro proveniente de fuentes vegetales. 
También es una de las formas más fáciles de obtener calcio alimentario mediante el consumo de lácteos, fundamental para tener huesos y dientes sanos. En este caso es importante tener en cuenta que la leche entera es fundamental hasta los dos años, y después puede introducirse leche semidescremada, en tanto la leche totalmente descremada no es adecuada para niños menores de 5 años de edad.
Los cereales integrales para el desayuno (y la merienda) pueden ser: pan integral, galletas de arroz, barra de cereal, miñón, pochoclos o copos de cereal, galletitas.

Desayunos sanos y deliciosos

  • Infusión con leche descremada + 1 tostada de pan integral con queso blanco descremado y ½ pomelo con edulcorante.
  • Licuado con leche descremada + 3 galletitas integrales con mermelada light.
  • Chocolatada light (leche descremada con cacao amargo) + 2 vainillas.
  • Jugo de naranja exprimido + 1 tostado de pan integral con 1 trozo de queso fresco magro.
  • Yogur descremado con cereales + 1 ensalada de frutas con 1 cdita. de semillas de lino.
  • Bol de cereales muesli con frutas secas, trozos de frutas frescas y leche descremada.

Recommended Posts