Tiempo de festejos: Cuidados para reducir la propagación de COVID-19

 In Salud

La pandemia del COVID-19 ha sido motivo de estrés y aislamiento para muchas personas. Sin embargo, la epidemia no ha finalizado, y las pequeñas reuniones en casa contribuyen en gran medida al aumento de los casos. 
Aunque los encuentros para las próximas fiestas pueden ser una oportunidad de volver a conectarse con familiares y amigos, en esta temporada festiva conviene saber cómo adaptar sus planes para reducir la propagación.

Para lograrlo, considere las siguientes medidas de prevención.

Celebrar en forma virtual o con los integrantes de su hogar (que toman medidas de manera consistente para reducir la propagación del COVID-19) supone el riesgo más bajo de propagación. 


Un miembro de su hogar es cualquier persona que actualmente viva y comparta espacios comunes de su vivienda. Puede incluir tanto a miembros de la familia como a compañeros de habitación o personas que no son parientes suyos. 
Las personas que actualmente no viven en su vivienda deben considerarse como miembros de otro hogar. 
Las reuniones presenciales en las que se reúnen amigos y familiares de diferentes hogares, suponen diferentes niveles de riesgo.

Existen varios factores que contribuyen al riesgo de contagiarse y propagar el COVID-19 en reuniones presenciales en grupos reducidos. Combinados, estos factores generan diferentes niveles de riesgo:

  • Niveles de COVID-19 en la comunidad: si hay niveles altos o los casos de COVID-19 en la comunidad donde se realiza la reunión o en los lugares desde donde llegan los asistentes están en aumento, esto incrementa el riesgo de infección y propagación entre los asistentes. Los familiares y amigos deben evaluar la cantidad de casos de COVID-19 en sus comunidades y en la comunidad donde tienen previsto celebrar a la hora de decidir si van a organizar una reunión o asistir a un encuentro. 
  • Exposición durante el viaje: los aeropuertos, estaciones de micros y trenes, el transporte público, las estaciones de servicio y las paradas para descansar son lugares en los que los viajeros pueden estar expuestos al virus en el aire o en las superficies.
  • Lugar de la reunión: las reuniones en espacios interiores, especialmente espacios con poca ventilación (como lugares cerrados pequeños sin ingreso de aire exterior), representan un riesgo mayor que las reuniones al aire libre.
  • Duración de la reunión: las reuniones que duran más tiempo suponen mayor riesgo que las reuniones más breves. Estar a menos de 2 metros de una persona con COVID-19 por un total acumulado de 15 minutos o más aumenta en gran medida el riesgo de enfermarse.
  • Cantidad y aglomeración de personas en la reunión: las reuniones con más asistentes aumentan el riesgo, con respecto a las reuniones con menos personas. El tamaño de una reunión para celebrar las festividades se puede determinar con base en la capacidad de los asistentes de diferentes hogares de mantener una distancia de 2 metros, usar mascarillas, lavarse las manos y seguir las leyes, normas y reglamentaciones de salud y seguridad vigentes.
  • Comportamiento de los asistentes antes de la reunión: las personas que no respetaron de manera consistente las normas de prevención aumentan el riesgo de propagación con respecto a quienes pusieron en práctica estas medidas de seguridad de manera consistente.
  • Comportamiento de los asistentes durante la reunión: las reuniones con más medidas de seguridad suponen menos riesgo que las reuniones donde se implementan menos medidas de prevención o directamente no se adopta ninguna medida. 

Muy importante
No organice ni participe de ninguna reunión presencial si usted o alguien de su hogar:

  • Tiene diagnóstico de COVID-19 y no reúne los criterios para estar en contacto con otras personas sin riesgo
  • Tiene síntomas del COVID-19
  • Espera los resultados de una prueba viral de detección del COVID-19
  • Pudo haber tenido exposición a una persona con COVID-19 en los últimos 14 días
  • Corre mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19

Recuerde que si es adulto mayor o tiene ciertas afecciones que suponen mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19 o vive o trabaja con una persona con mayor riesgo de enfermarse gravemente, debe evitar las reuniones presenciales con personas que no viven en su hogar.

No deben asistir a reuniones festivas presenciales las personas con COVID-19 o que estuvieron expuestas a un caso positivo en los últimos 14 días.

Consideraciones si organiza o asiste a una reunión
Si organiza una reunión durante la temporada festiva o va a asistir a una reunión que organiza otra persona, tenga en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Planificar con anticipación y pedir a los invitados que eviten el contacto con las personas que no viven en su hogar por al menos 14 días antes de la reunión.
  • Limitar la cantidad de asistentes tanto como sea posible para que las personas de diferentes hogares puedan mantener una distancia de al menos 2 metros en todo momento. 
  • Los invitados deben evitar el contacto directo, lo que incluye estrecharse las manos o abrazarse, con otras personas que no viven en su hogar.
  • Optar por reuniones al aire libre en lugar de en espacios interiores en la medida de lo posible. Incluso si la reunión es al aire libre, solicitar a los invitados que usen mascarilla cuando no están comiendo o bebiendo.
  • Evitar organizar reuniones en espacios atestados y mal ventilados con personas que no viven en su hogar.
  • Abrir ventanas y puertas para aumentar la ventilación, en la medida que esto sea seguro y factible con base en el clima, o configurar el aire acondicionado y la calefacción central en modo de circulación continua.
  • Si coloca una tienda abierta al aire libre con asientos, es importante garantizar que los invitados estén sentados con distancia social. 
  • Las tiendas cerradas con 4 paredes tienen menos circulación de aire que las tiendas abiertas. Si la temperatura exterior o el clima lo obligan a colocar las paredes laterales de la tienda, evalúe dejar uno o más lados abiertos enrollando la parte de abajo de cada pared lateral para mejorar la ventilación y a la vez proteger del viento.
  • Exigir a los invitados que usen mascarilla. En las reuniones que incluyen a personas de diferentes hogares, todas las personas deben usar una mascarilla que cubra la boca y la nariz, excepto al comer o beber. 
  • Recomendar a los invitados que eviten cantar o gritar, especialmente en espacios cerrados. Mantenga la música a volumen bajo para que las personas no deban gritar o hablar fuerte para que las escuchen.
  • Recomendar a los asistentes que se laven las manos con frecuencia con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles, se puede usar un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.
  • Limitar el contacto con superficies de uso frecuente o artículos de uso compartido, como utensilios de servicio.
  • Limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia y cualquier objeto compartido entre usos, siempre que sea posible.
  • Usar guantes para retirar las bolsas de basura, y para manipular y desechar los residuos. Lavarse las manos después de quitarse los guantes.
  • Evitar que sus mascotas interactúen con personas fuera de su hogar.

Cuantas más de estas medidas de prevención aplique, más segura será su reunión. No hay una sola medida que aislada sea suficiente para prevenir la propagación del COVID-19.

FUENTE: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Más información: Boletín del MSAL

Recommended Posts