Tango saludable: beneficios del 2×4

 In Bienestar

Está comprobado. El tango aporta beneficios tanto para la salud física como mental. Sin embargo, su fama mundial no se la ganó por ser tan saludable. 
El 11 de diciembre se celebra el Día Nacional del Tango en todo el país. La fecha es en conmemoración al natalicio del cantante Carlos Gardel (1890) y el músico Julio De Caro (1899), referentes históricos del género.

Por qué bailar tango ayuda a mantenerse joven
Reduce la hipertensión, el colesterol total, el colesterol LDL (malo), favorece la circulación y retrasa el envejecimiento. Todos estos factores tan positivos redundan en notables beneficios para la salud cardio y cerebrovascular.
Además, mejora la tolerancia a la glucosa previniendo la diabetes de tipo 2 o ayudando a su tratamiento y mantiene y mejora la fuerza, la resistencia y la masa muscular, previniendo la osteoporosis.
Tanto es así, que investigadores de la Fundación Favaloro vienen demostrando los beneficios de bailar tango para prevenir los males cardiovasculares y especialistas de todo el mundo han sumado estudios que aplican el tango como complemento terapéutico para tratar diversos males, como la hipertensión, la depresión y el Alzheimer.

En adultos sanos, bailar tango previene deficiencias fisiológicas y retarda el proceso natural de envejecimiento. 


También disminuye y mejora la distribución de la grasa corporal, combate y mejora los síntomas de ansiedad y depresión, mejora la actividad sexual y el funcionamiento del cerebro, la coordinación motora y la sociabilidad en personas mayores.
Al tratarse de un ejercicio de intensidad baja a moderada, resulta adecuado para personas de todas las edades, e incluso aquellas que han tenido un evento cardiovascular.
La buena noticia es que, aunque no sepa bailarlo bien, su práctica regular le regala todos estos beneficios; ya que no hace falta ser Juan Carlos Copes o Virulazo para obtenerlos. Con aprender los pasos básicos, alcanza. 
Lo importante es que el baile cumpla con el concepto FIT: Frecuencia, Intensidad y Tiempo adecuados a cada persona.

Entre los bailes, el mejor
Todo tipo de baile tiene capacidad de generar bienestar en las personas, tanto físico como psíquico. Pero el tango tiene condiciones que lo hacen especial:

  • Es un baile de improvisación, y esto permite la libre expresión de los sentimientos y emociones. 
  • Es un baile de abrazo intenso y esto genera la liberación de neurotransmisores y neurohormonas, que favorecen distintas funciones a nivel fisiológico y cerebral. 
  • Es un baile de profunda intimidad y comunicación con la pareja, lo que promueve el intercambio y la socialización.

Si bien cualquier actividad física moderada, y especialmente bailar, tiene grandes beneficios para la salud física y emocional, no todos los ritmos son iguales. 
En la zamba, por ejemplo, hay una intensa conexión con la pareja, que se da desde la mirada. Pero le falta el abrazo. El bolero tiene el abrazo, pero le falta la improvisación. Por eso los expertos consideran que el tango es terapéutico en sí mismo.
El hecho de ir a bailarlo ayuda a sentirse bien. Y los notables beneficios que aporta pueden ser razón suficiente para animarse al desafío, si es que todavía no aprendió a bailarlo… Nunca es tarde.

Recommended Posts