Vitaminas C y E: aliadas de sus defensas

 In Nutrición

Una alimentación variada y equilibrada favorece el mantenimiento de un buen estado de salud gracias a la acción de los diversos nutrientes que se incorporan a través de los alimentos.
Entre ellos se encuentran las vitaminas, los minerales y los fitoquímicos, sustancias que cumplen funciones sumamente beneficiosas, a cualquier edad.
A continuación le mostramos un identikit de las vitaminas con mayor acción antioxidante para que note cuán importantes son, especialmente en épocas invernales.

Vitamina C  (ácido ascórbico)
Este nutriente está presente en:

  • Frutas: cítricos (naranja, pomelo, mandarina, limón), frutillas, grosellas, kiwi, melón, y mango.
  • Hortalizas: crucíferas (brócoli, coliflor), berro, ají, espinaca, acelga.

La recomendación diaria se cubre con 1 kiwi o 1 naranja grande o 1 taza de frutillas.
Entre sus beneficios es importante señalar:

Vitamina E (tocoferol)
Sus fuentes alimentarias son:

  • Aceites vegetales (preferentemente crudos) y aceitunas.
  • Germen de trigo.
  • Frutas secas (nueces, avellanas y almendras, entre otras) y semillas.

La recomendación diaria se cubre con: 2 cditas. de germen de trigo, o 2 cdas. de aceite, o 2 cdas. de semillas de lino o girasol.
Entre sus beneficios es importante señalar:

Además, las células utilizan esta vitamina para llevar a cabo múltiples funciones vitales, entre ellas la formación de glóbulos rojos.

Una buena alimentación que incluya los alimentos fuente de vitaminas C y E es suficiente para obtener todos los beneficios. No hacen falta suplementos. 

Recuerde consumir sus alimentos fuente en crudo, cocidos al vapor o con muy poca cantidad de agua para evitar la pérdida de vitaminas.  Además, no deje las frutas y hortalizas a temperatura ambiente y a la luz durante mucho tiempo, ya que su contenido en vitaminas no se preserva correctamente.

Asesoramiento:
Dra. Susana Mazzarino, Directora Médica
Dr. Facundo Pellicari, Médico de Familia

Recommended Posts